Jubilados, concejales, Defensoría del Pueblo y propietarios de empresas de taxis discuten un posible incremento en el valor de la tarifa que pagan personas de la tercera edad en Casilda. Este martes mantuvieron una reunión y en los próximos días podría haber definiciones.

Reinaldo Corvaro, presidente del Centro de Jubilados y Pensionados de la ciudad, explicó que luego del encuentro de este martes por la mañana se determinó que el Concejo “va a estudiar una oferta para luego hacérsela a las empresas”.

Explicó que existe “una intención de sacar la tarifa diferencial para jubilados, algo que no aceptamos y nos vamos a poner firmes” y reconoció “que un aumento es aceptable por los costos que tienen para mantener el servicios, pero siempre los perjudicados somos nosotros”.

La propuesta que el Concejo estudia desde este martes por la noche en la habitual reunión de comisiones es que la bajada de bandera tenga un precio fijo y la ficha cada 100 metros continúe como está.

Actualmente los jubilados que cobran la mínima y presentan el carnet al subir a un taxi en la ciudad tienen una tarifa diferencial de $16.45 la bajada de bandera y un precio menor e la ficha. Pero los taxistas reclaman desde haces meses actualizar los números.

“Estamos en término de que se les dé un nuevo aumento a los taxistas porque es lo que acordamos cada seis meses dados los constantes aumentos y necesidades”, reconoció Corvaro, pidiendo al mismo tiempo que se contemple también la situación de los jubilados locales.

De la reciente reunión participaron el presidente del Centro de Jubilados y Pensionados de Casilda; Ariel Acosta y María Isabel Acciarini por parte de la Defensoría del pueblo; y los concejales Mauricio Plancich (presidente del cuerpo legislativo) y Pablo Zanetti.