Pasó más de un año. Desde el 21 de septiembre de 2016 en que cayó por el balcón del hotel, hasta este miércoles, Agustina Rodríguez había prestado declaración en una oportunidad, y en aquel momento exhibió muchas dificultades para expresarse. La causa se cerró entonces con la carátula de tentativa de "suicidio", pero puede reabrirse a partir de su testimonio. La semana pasada le llegó una citación por sus dichos en los medios y este miércoles ratificó sus palabras en el Ministerio Público de la Acusación.

La fiscal Lorena Aronne la entrevistó en el marco de una audiencia personal, no testimonial. Ingresó sola y con los mismos zapatos y el pantalón que utilizó el día de la caída. Sus hermanas y las integrantes de la Casa de la Mujer Libre la acompañaron hasta la puerta y la esperaron afuera.

Cuando salió de la entrevista, Agustina dialogó con Radio Casilda. “Que se haga justicia. Yo tuve un Dios aparte. No importa como él dice que me llevó al mejor sanatorio de Latinoamérica y yo salí viva”, dijo en referencia a su ex pareja, el concejal Hugo Racca. “El va a negar todo”, planteó.

Agustina sostuvo que en su declaración reveló el nombre de una tercera persona que estaba en la habitación aquel 21 de septiembre, cuestión que no hizo explícita en su contacto con los micrófonos.

La joven pidió que se imponga una medida perimetral para impedir el acercamiento de Racca. “No tuve contacto ni lo quiero tener. No quiero que me pase plata ni nada. Yo me siento capaz de hacer todo para tener mi propia plata”, concluyó Agustina.