El ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig; y el secretario de Trabajo, Juan Manuel Pusineri; brindaron detalles durante la noche del domingo sobre la nueva fase de la cuarentena en la provincia de Santa Fe, específicamente en los aglomerados Gran Santa Fe y Gran Rosario. 

A su vez, descartaron la posibilidad de autorizar salidas recreativas en pueblos de la provincia, dejando sin efecto la decisión de muchas comunas que ya habían planificado su actividad para estos días. Según manifiestan la idea por el momento es poner en marcha lo laboral y económico, no lo recreativo.

Localidades como Arequito, Bigand y Pujato fueron las pioneras en estas posibilidades para los vecinos, organizando actividades en horarios y lugares diversos, y aunque parecía estar todo en marcha, ahora se debe volver para atrás. Es que según comentó Pusineri en la conferencia de prensa dominical y que destacó este lunes en diálogo con Radio Casilda, “todas las actividades que se vayan autorizando tienen que ver con lo laboral. No hay ningún tipo de autorización para caminatas al aire libre, para ejercicios físicos al aire libre ni reuniones sociales. Esto está terminantemente prohibido”.

A su vez, señaló en el comunicado oficial que se difundió una vez culminada su presentación que “tampoco existe en el ámbito de las municipalidades o comunas, autorización alguna para llevarlas a cabo (alguna de las actividades arriba mencionadas). Es preciso remarcar que el gobernador de la provincia ha instruido al fiscal de Estado para que tome las acciones del caso y determine las responsabilidades que puedan caber por violación a estas normas”, cerró.

Es por eso que ahora se espera por resoluciones provinciales que autoricen o no, la posibilidad de cuestiones recreativas. Hasta el momento, lo reglamentado por el equipo de Omar Perotti, es que todo siga como hasta ahora. Con el correr de los días se conocerá la existencia o no de modificaciones al aislamiento preventivo vigente.