Cerca del mediodía del martes, los casildenses sufrieron varios cortes de energía eléctrica. Los mismos eran intermitentes y por pocos minutos, hasta que finalmente, el problema pareció tener solución definitiva. Pero esta vez, las interrupciones no se debieron a cuestiones ligadas a la Empresa Provincial de la Energía.

Desde la agencia local de la EPE, el jefe David Valle, manifestó a Radio Casilda que  las suspensiones del servicio fueron a nivel nacional. Según consignó el titular de la dependencia local, todo se debió a fallas atípicas en el Sistema Argentino de Interconexión, la red de transporte que conecta a los generadores a nivel nacional. Además, aclaró que la entidad santafesina no genera energía, sino que distribuye la que compra a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), por lo que la problemática tuvo alcance en gran parte del país.

Según la información recibida desde  Cammesa, uno de los focos de incendios forestales que afecta a La Pampa, alcanzó a una de las líneas. Ante tal eventualidad, la misma se recargó y generó un cortocircuito que dejó fuera de servicio a todo el sistema. Una vez superadas las circunstancias, la reposición se hace por sectores para evitar un colapso, motivo por el que en Casilda se dieron cortes de pocos minutos.

Aparte de los hechos, Valle se expresó acerca del consumo de energía en la ciudad durante el verano, al que considera en un buen nivel y por debajo de la demanda máxima del año pasado. El jefe casildense de la EPE, atribuye la mejora a que no ha habido tan altas temperaturas sostenidas en comparación a 2017. Pero también dijo que han tenido que ver las obras realizadas para la repotenciación, suplantando los cables con otros más gruesos para soportar una mayor carga.