Las redes sociales y las telecomunicaciones hacen que las noticias viajen a una velocidad asombrosa. A tal punto que a veces ni siquiera pasan por un filtro. Recientemente se hicieron circular, en Casilda, versiones de una supuesta agresión a una persona mayor en un geriátrico de la ciudad. Sin embargo, el rumor no tenía ningún tipo de asidero.

La Secretaría de Salud del Municipio posee un equipo interdisciplinario que recorre este tipo de instituciones semanalmente. Dichas personas son las responsables de corroborar el normal funcionamiento y de detectar cualquier tipo de falla. “No hubo ninguna agresión física, nadie fue golpeado. Todo lo que se haya dicho al respecto no es real”, sostuvo la doctora Ana Tavella, encargada del área, en Radio Casilda.

Si bien desde Salud admitieron que suelen llegar comentarios hacia los oídos de los profesionales, siempre se intenta constatar la veracidad de los hechos. En ese sentido, la semana pasada hubo una reunión de urgencia con los familiares de los abuelos para mantener un diálogo que aclare la confusa situación. “Parte de la buena atención es mantener el lazo afectivo con sus seres queridos”, añadió Tavella.

La funcionaria municipal también aprovechó la ocasión para destacar algunos puntos flacos que tiene los geriátricos locales, sobre todo en temas edilicios y la falta de personal. Uno de los grandes inconvenientes radica en que muchos edificios no fueron construidos para ser utilizados como residencias.