Este verano el fútbol de la Liga Casildense pierde un condimento. No habrá clásico de Arequito. Potenciado por la reciente final del Clausura 2017 y por el cartel de candidatos que ambos sostienen desde la jerarquía de sus futbolistas pensando en 2018, el derby del pueblo ya se palpitaba cuando las autoridades decidieron darlo de baja.

Cada uno en la suya. Belgrano y Nueve no juegan en febrero.
Cada uno en la suya. Belgrano y Nueve no juegan en febrero.

Hay dos motivos. Uno de ellos es meramente organizativo. No hay fechas disponibles. Generalmente, los clásicos que se enmarcaban en la denominada Copa Desafío se jugaban en los últimos fines de semana de febrero y servían como banco de pruebas de cara la temporada de la LCF.

En este 2018, en principio, esas fechas están reservadas para que Belgrano juegue ante Atlético Chabás el ida y vuelta que premiará al ganador como participante de la Copa Santa Fe. Ambos fueron los subcampeones de 9 de Julio, que tiene su participación garantizada por ser el ganador de los dos torneos de la temporada. 

La otra cuestión radica en la seguridad. A mediados del año pasado hubo una tensa disputa de ambas hinchadas en el reloj del Ferroclub. Si bien en la final del Clausura no se registraron incidentes de alto calibre, el ambiente no es el que los efectivos de seguridad ven como propicio para que se vuelva a jugar el clásico a tan corto plazo.