El verano fue seco y registró temperaturas altísimas. En ese marco, las lluvias del fin de semana fueron fundamentales para encender la esperanza del regreso del agua en la región. Al menos, trajeron algo de calma después de tanto calor.

Lo que se viene, según los expertos, es un frente lluvioso para el sur santafesino. "Las lluvias van a venir, pero los cultivos están hechos, hay una merma en el rendimiento", explicó el Ingeniero Luis Blotta, quien calculó unos 13 millones de toneladas menos de soja para esta campaña.

El especialista habló en Radio Casilda en virtud de haber estudiado las perspectivas del Instituto de Clima y Agua. "El viernes por un avance de un frente frío nos va a ir llevando al otoño. Tengo la sensación de que el jueves es el último día del verano", dijo Blotta, para quien luego ya se instalará el otoño en la zona. 

A pesar de que algunos pronósticos indicaban cuantiosas lluvias para el final de la primera quincena de abril, el ingeniero sostuvo que la región aun está bloqueada en su motor de vapor y por esto no habrá abundante caída de agua en breve. "Ni por casualidad van a llover 100 milímetros, lo que sería extraordinario para cargar un perfil agotado y sin agua", recalcó Blotta.