Los vecinos de barrio Alberdi elevaron sus quejas. En las calles, en los medios, en las redes sociales, donde pudieron se manifestaron y contaron lo mal que estaba la zona de la plaza. Este fin de semana, el escenario apareció repleto de pintadas. Nombres, corazones, y otros símbolos aparecieron en las paredes y el mástil del centro de la plaza.

Este martes, los empleados contratados por la Escuela 6063 se ocuparon de tapar las manchas y rápidamente dejar apto el lugar, para que todos pudieran disfrutarlo.

 
Pero no se trata solo de las pintadas. Otros vecinos hicieron hincapié en la falta de mantenimiento. En Facebook marcaron que hace un año se forma un charco a causa de una manguera conectada desde un caño de aguas provinciales que quedó salido hacia afuera.
 
 
Liliana, dueña de un comercio ubicado frente a la plaza, afirmó que le dijeron que la cámara de seguridad del lugar no funciona y que además, "es muy rara la vez que pasan los policías por esta zona".