Este domingo bomberos voluntarios de la localidad de Los Molinos debieron acudir a un foco de incendio que se estaba propagando en la zona rural de la localidad tras ser advertidos por varios llamados telefónicos de vecinas y vecinos.

"Cerca de las 13.30 tuvimos un llamado de una vecina de un campo acusando mucho humo y llamas que se veían en las orillas del Río Carcaraña. A los pocos minutos tuvimos varias llamadas más y por eso decidimos ir con dos dotaciones", explicó Ezequiel Tello, jefe de bomberos de Los Molinos en diálogo con CasildaPlus.com.

Tal como agregó, "una de ellas se dirigió a la cabeza del incendio", mientras que la otra "hacia la zona de arboleda que están a las orillas del río". Según detalló Tello, "el fuego inició en el motorclub y terminó en La Cautiva, estuvimos trabajando aproximadamente unas cinco horas".

Al comenzar un grupo de cada lado del fuego, el trabajo conjunto hizo que en un momento dado se encuentren. "Nos encontramos, trabajamos juntos y pudimos extinguirlo. Las condiciones climáticas que predominan no nos ayudan para nada, mucha sequía y mucho viento, fue un trabajo muy duro", agregó el entrevistado.

Lo cierto es que al ser consultado por los daños causados, explicó que en total se estima que fueron arrasadas por el fuego unas doscientas hectáreas. "Nos vamos a reunir con algunos vecinos y el presiente comunal -Pablo Grgicevic-, para ver si podemos cerrar el camino del Río por lo menos hasta que pase esta época de sequías porque hay gente que no mide las consecuencias y no ve que detrás de esto hay familias y costos muy grandes".