Este martes, la diputada Claudia Giaccone presento uno de los proyectos en torno a la futura ley del transporte público de pasajeros en la provincia. Junto con su compañero del bloque justicialista Juntos por Santa Fe, Julio Eggimann, dialogaron con los concejales de la ciudad y el Subsecretario de Transporte, Héctor Zanda. En uno de las charlas, surgió el débil funcionamiento de la oficina que se instaló en la Terminal de Ómnibus de Casilda, que en principio estaba destinada al control, asentamiento de reclamos y otros servicios relacionados con los micros que se dirigen en el corredor de la ruta 33.

El propio Zanda anunció la apertura de la oficina hace cuatro meses. Un semestre después de la tragedia de Monticas que se cobró la vida de 13 personas, el funcionario provincial habló de persona designado e inspectores que exclusivamente trabajarían en la ciudad. De eso, hasta el momento, no hay certezas.

Además de marcar su reclamo en las redes sociales, Tomás Morales, integrante del grupo de Usuarios Autoconvocados por un Transporte Seguro, Público y Eficiente, expresó parecer en Radio Casilda

"El balance de la reunión de hoy es positivo, por el tratamiento de los proyectos de ley, pero nos retiramos con desánimo. Si me preguntas, la oficina no se si la van a poner. No es el ímpetu que en su momento tenía la intendencia. Lo mismo sucede con los concejales del oficialismo", señaló Morales.

En torno a los concejales del Frente Progresista Cívico y Social, Mauricio Plancich tomó la palabra y en la misma emisora expresó su opinión y aclaró que hace falta una capacitación de los inspectores.