Las intensas precipitaciones que se registraron este verano complicaron las cosas en diversos departamentos de Santa Fe, entre ellos se encuentran 9 de Julio; Vera y San Javier que aún continúan con tareas de protección y prevención.

Desde hace algunos meses se confirmó la presencia del fenómeno El Niño, el mismo anunciaba fuertes y abultadas lluvias para el norte de la provincia cuestión que se concretó y tuvo como consecuencia inundaciones que generaron pérdidas económicas impresionantes y pueblos asechados por el paso del agua.

Actualmente si bien la situación se encuentra controlada, las alertas meteorológicas vigentes durante estos días asustan a cada vecino de las localidades que sufrieron los desmanes del clima, en relación a esto Marcos Escajadillo, Secretario de Protección Civil de la Provincia se comunicó con Radio Casilda.

"Tenemos casi mil milímetros en unos 40 días aproximadamente" confió el Secretario y anunció que esto trajo "gran afectación a la parte productiva y a la gente que vive en los parajes y se maneja a través de caminos rurales". Por su parte manifestó que a raíz de esto se tuvieron que manejar con transportes aéreos "de la provincia y del ejército Nacional"

La cantidad de evacuados que tuvieron que atender quienes hicieron base en las distintas localidades afectadas tuvo un punto máximo aproximado de 480 personas que por causas diversas no podían estar en sus hogares, "si bien día a día disminuye esa cifra, hoy contamos con casi cien personas que aún no regresaron a sus hogares" ponderó Escajadillo.

Para cerrar el funcionario explicitó que "no sólo estamos pendientes de las precipitaciones en nuestra provincia sino también a aquellas que se encuentran aún más en el norte, debido que el agua que escurren llegan hasta nuestra región".

Escuchá la palabra de Escajadillo: