El encuentro que se disputó el domingo pasado en el Chiquito Domínguez dejó sus secuelas. El triunfo de Huracán sobre el campeón vigente no le salió tan barato. Marcelo Trivisonno, director técnico, y Cristian Astrada, presidente de la institución, fueron suspendidos por el Tribunal de Penas.

Lo concreto es que el plantel del Zapatudo no se fue del todo conforme con la actuación del árbitro principal del encuentro, el rosarino Jorge Lima Da Cruz. De hecho, hubo disturbios cuando la terna quiso retirarse del estadio. Pero en la previa, también se mostró el descontento por parte de algunos directivos. Por ejemplo, Picote Trivissono se fue expulsado y se trenzó feo con el hombre de negro.

Aunque las fuertes discusiones y recriminaciones que recibió el juez no culminaron allí. El informe que realizó fue tomaron por el Tribunal de Penas, el cual resolvió darle cuatro jornadas sabáticas al DT y también al mandamás de Huracán, Cachi Astrada. Pero el que peor puede vérselas es Rodrigo Kapustik, delegado del equipo, quien fue uno de los más exaltados y figura con una sanción provisoria.

Además, en el marco del mismo cotejo, recibieron suspensiones Héctor Lecina y Gastón Leiva. El Tanque se perderá la revancha por acumulación de amarillas. En tanto que el marcador central del Pincha no verá acción por dos domingos debido a un codazo que le aplicó a Elías Cantero.