El Tribunal de Disciplina cortó por lo sano y dio a conocer rápidamente su fallo preliminar respecto de la situación que se precipitó el domingo pasado en la cancha de ADEO de Cañada de Gómez. Una batalla campal que terminó involucrando a los profesionales del elenco dueño de cada y su adversario de turno, Atlético San Jerónimo. 

En total, son 17 los futbolistas que quedaron suspendidos de forma provisoria. Esto significa que no podrán actuar de forma oficial hasta tanto se presenten los descargo y se decida la medida definitiva. El video del enfrentamiento -de puño- se hizo viral rápidamente y la secretaría de la Liga pidió un informe policial para expesarse al respecto.

El Porta no podrá contar con un total de siete nombres para su próximo compromiso. Ello son: Jonatan Rivas, Nicolás Heredia, Lautaro Cisterna, Diego Díaz, Andrés González, Cesar Olmedo y Matías Yaciofani. Pero la visita no la sacó más barata, ya que los informados son diez: Rodrigo Lobos, Brian Storni, Sergio Sánchez, Franco Marañes, Yordi Ortuño, Facundo Pérez, Leonel Caillet Bois, Gerónimo Zaccone, Martín Suarez y Juan Martín Navarrete.

Además, puede pesar una sanción sobre el entrenador de ADEO y sobre uno de los hinchas que se metió al campo de juego a agredir a los protagonistas.