En la mañana de este sábado se desarrolló el acto local del Día de Memoria por la Verdad y la Justicia. La convocatoria se dio, como es costumbre, en la Plaza de los Mástiles. Más allá de que la primera parte se llevó adelante en un clima de armonía y unidad, el tramo final no estuvo exento de polémica. Los oradores que subieron al escenario desvirtuaron la esencia de un día triste para todos los argentinos. 

CasildaPlus.com asistió al epicentro en el cual se concentraron poco más de cien personas y hubo representación de diferentes agrupaciones civiles y políticas de la ciudad. En un principio, las acciones transcurrieron con normalidad. Las banderas de ceremonia hicieron su aparición, se izó la bandera con la presencia de familiares de desaparecidos y se leyó un texto elaborado por el Concejo Municipal. Además, dos artistas locales pusieron música y canto a emblemáticos temas de la época.

El rostro de las víctimas quedó de lado en el final.
El rostro de las víctimas quedó de lado en el final.

El cierre del encuentro no mostró el mismo clima. Fueron varios los oradores que pidieron la palabra y, a diferencia del primer discurso que se centró en rememorar a las personas de la ciudad que fueron víctimas del genocidio, el resto mostró connataciones políticas que no sumaron demasiado. Incluso hubo internas debajo del escenario por tomar el micrófono lo antes posible.

Lo cierto es que, llegado el mediodía, la plaza se fue vaciando casi por decantación y el final no se condijo con el verdadero fin que guarda el 24 de marzo.