Después de tantas idas y vueltas, el Arbolito del centro geográfico de la ciudad, luce mejor que nunca. A su estructura consolidada y afirmada, se les agregaron estrellas luminosas que decoran el paisaje que rodea al tradicional pino realizado con telas.
 
Las luces se encendieron en la noche del jueves y rápidamente, los más chicos se acercaron con sus padres para tomarse las primeras fotografías y admirar el símbolo de la época festiva. Estas son muestras de la aceptación que fue ganando lo que en un inicio fue el tan cuestionado arbolito, que primero fue inaugurado el 8 de diciembre y dos días más tarde fue dañado por el viento.
 
 
 
 
Los obreros municipales colocaron las nuevas estructuras lumínicas y realizaron un canal que bordea la circunferencia del árbol. Atrás quedaron las burlas y los memes que aparecieron en las redes sociales, para que de una vez por toda, la creación de Noris Scazzina se imponga en la comunidad.