En medio de la polémica que se generó por los cortes de ramas que está llevando adelante la EPE en distintos sectores de la ciudad, apareció la opinión de un especialista. Horacio Di Fulvio, asesor forestal del municipio, dio su parecer en los micrófonos de Radio Casilda y fue tajante en ciertas cuestiones. Igualmente, aclaró que los árboles no corren riesgo.

"Estamos viendo que hay cuestiones técnicas que no se están respetando. Hay trabajos que no están dentro de los protocolos que entendemos", sostuvo en el comienzo de la charla. Al mismo tiempo se diferenció de las labores que lleva adelante la Empresa Provincial de la Energía, aduciendo que tienen la potestad de cortar las copas que pueden interferir en las líneas de media tensión.

En otro apartado, Di Fulvio contó que la autorización, por norma, parte desde el Ministerio de Medio Ambiente de la Provincia. Si bien el municipio siempre es notificado de este tipo de tareas, no puede presentar demasiados reparos. Más allá de los recortes desparejos que se hicieron, el asesor trajo tranquilidad y aseguró que la salud de las plantas no está en peligro.

"Teniendo en cuenta la época, todo el mundo esperaba que la intervención fuera un poco más liviana, por así decirlo", insistió Di Fulvio. Sin embargo, derribó el mito que las podas sólo deben realizarse en los meses que no contienen la letra "R".  A su modo de ver, sólo hay dos momentos en el año en los cuales debe tenerse reparo: cuando los verdes están en proceso de brote y cuando comienza el tiempo de receso. Llevado a lo terrenal, antes y después del invierno.