Llega el frío y es hora de refugiarse cerca de una estufa, calefactor o cualquier artefacto que ayude a mantener la temperatura corporal. Los usuarios del servicio de gas natural lucen preocupación por las facturas que recibieron en sus domicilios, aunque los valores más altos responden a la actualización que el Enargas hizo el pasado mes de abril, explicaron.

Las boletas con vencimiento en el cuarto mes del año, todavía no tenían sus tarifas actualizadas y sí lo poseen las que se deben pagar durante junio. Dichos montos pertenecen a los consumos de abril y mayo. Vale recordar que desde el organismo nacional elevaron los costos en un promedio del 30%, aunque ese porcentaje varía de acuerdo a la categoría del cliente.

Carlos Testa, gerente de Sapem, se encargó de aclarar el asunto en los micrófonos de Radio Casilda. “Entendemos que son factura onerosas, sin embargo responden a la actualización que ya se había anticipado. De hecho, las subdistribuidoras nos hemos visto perjudicadas porque el margen de rentabilidad se redujo respecto del año pasado”, destacó.

Por otra parte, Testa aseguró que tienen la orden de seguir enviando intimaciones a los usuarios morosos. En ese sentido, le recomendó a aquellos que tengan facturas pendientes de abonar, que se acerquen hasta las oficinas de la Sapem para blanquear si situación e idear un plan de pagos en cuotas.