El reacondicionamiento de las calles de barrio Nueva Roma se puso en marcha días atrás con el plan de obras anunciado por el municipio, el cual destinará más de 14 millones de pesos en un plazo de un año.

Uno de los puntos donde comenzaron los trabajos es la intersección de Diagonal Roma, bulevar Villada y calle Pueyrredón, donde desde hace días se puede observar a obreros llevando adelante la tarea.

Las condiciones climáticas han tenido un papel protagónico en esta cuestión ya que reiteradas lluvias y lloviznas complicaron el normal desarrollo de lo programado.

La lluvia del último fin de semana dejó un panorama difícil en ese lugar. En una recorrida realizada por Casildaplus.com este martes a la mañana se observó que si bien el tránsito por la Diagonal es prácticamente normal, aun hay sectores con barro y pozos, el panorama se complica al llegar al cruce de las tres arterias mencionadas.

Ahí puede observarse una importante cantidad de barro, que apenas permite el paso de un vehículo.

De hecho este martes por la mañana el camión de la empresa cargado de materiales para la reestructuración de las calles se quedó empantanado.

El camión empantanado en el cruce de las tres calles.
El camión empantanado en el cruce de las tres calles.

Algunos calles del barrio todavía permanecen intransitables. Incluso varias de ellas no han logrado reponerse de la lluvia de veinte días caída en abril.

Una de las calles del barrio que se encuentra intransitable.
Una de las calles del barrio que se encuentra intransitable.

Las quejas de los vecinos por esta situación están a la orden del día, pero también está el reconocimiento por las tareas que se están llevando adelante. Las inclemencias del tiempo complican el panorama y provocan el entendible descontento.

Si el tiempo acompaña durante la semana, a medida que las calles se vayan secando podrán continuar los trabajos.