Comenzó la Semana Santa, y si bien para algunos es sólo una buena excusa para salir a vacacionar, otros lo toman como un verdadero culto religioso. Las parroquias locales vivirán horas de muchas actividad y, en barrio Alberdi, se ultiman detalles para estrenar el campanario de Nuestra Señora del Luján.

La obra está bastante avanzada y le terminará de dar la impronta de modernidad a un edificio que está atravesando su aniversario número 50. La torre ubicada con vista a calle España ya fue revocada, tiene sus correspondientes aberturas, se colocó el techo  y muy pronto se avanzará sobre las capas de pintura. 

Durante la presente jornada, se llevará a cabo conmemoración de la última cena y se realizará el lavatorio de los pies. A las 20 se hará el servicio religioso con la Santa Misa y se dejarán las puertas abiertas del templo durante la medianoche para la adoración ante Jesús Eucaristía. Además, los fieles llevarán alcancías de cáritas para hacer una ofrenda a los más necesitados.