Disputó un balón con su amigo Marco Ruben y sintió un fuerte dolor en la rodilla. La práctica del viernes terminó con final triste para Damián Musto.  Los estudios arrojaron un esguince de rodilla que lo mantendrá fuera de las canchas de cuatro a seis semanas. Es decir, seguro no juega el clásico con Newell’s y es difícil que se presente en condiciones para jugar ante Boca en las semifinales de la Copa Argentina.

Hombre clave para Chacho Coudet, el casildense busca recuperarse lo más rápido posible a través de varios tratamientos de alta complejidad.

Al hombre formado en Alumni le extraen sangre, la centrifugan y le inyectan plasma en la lesión para que acelere la regeneración y el martes empieza en una cama hiperbárica que lleva los niveles de oxígeno del cuerpo a niveles mucho más altos y ayuda a las células a regenerarse más rápido. Eso se suma a la férula que usa para inmovilizar la zona y los tratamientos de kinesiología.