Pocas cosas resultan tan atractivas para los fanáticos de los cuerpos celestes como la observación de un cometa. Y la ciudad podría ser espectadora de lujo de un evento que ya se está viendo desde hace algunos días para los habitantes del hemisferio norte. Para verlo en la parte sur del mundo, habrá que aguardar hasta el atardecer del jueves.

Se trata del paso del Cometa Neowise, una pequeña roca de unos cinco kilómetros de diámetro en su núcleo. Que a partir del 23 de julio comenzará a acercarse a la Tierra, hasta llegar a una distancia de 103 millones de kilómetros. Los especialistas detallan que está bola luminosa está conformada por roca, hielo y gas. Que se encandecen con la luz solar.

Desde la Cocade, Gerardo Goyeta aclaró que si bien es un fenómeno que no se repetiría en 6400 años por la órbita elíptica que recorrer el Neowise, no será fácil de observar en estos lados porque irá perdiendo intensidad. "Por los reportes que nos están llegando desde otras países, tenemos la esperanza de que se pueda observar a simple vista. De todas maneras, recomendamos tener unos prismáticos a mano", sostuvo.

Para los curiosos, habrá que mirar con dirección hacia el noroeste, donde de esconde el sol. Entre las 18.30 y las 19. Si bien sería visible incluso hasta fin de mes, desde este jueves y hasta el domingo deberían ser las horas de mejor observación.

De todas maneras, el Neowise no tendrá la calidad de espectáculo que se vio en el 2007. Cuando el Cometa MC Naugth surcó el cielo casildenses y captó la atención de un gran número de aficionados.