Se empieza el día abrigado por el frío matinal, se almuerza en remera, y para la tarde, no hay cuerpo que aguante el calor. Siempre así. Una constante variación climática acecha cada día. El resultado; de mínimo congestión y estornudos constantes. ¿Cómo se contrarresta? Quien mejor que un médico para que dé su ayuda.

El doctor Hugo Fornasero, referencia obligada en la región, entregó su testimonio. "A la luz de lo que pasa con el clima tenemos los problemas que tenemos. Hasta que no se acomode un poco, deje llover, disminuya la humedad, se estabilice la temperatura, todo afecta mucho. Más allá de la polución ambiental, desde el polvillo, hasta los pólenes, pasando por lo iiritógeno, toda esa sintomatología es lo que uno ve a diario en el consultorio", dijo el doctor en Radio Casilda.

Lo que encuentra cada día en su consultorio son patologías respiratorias, de la visión, y de la piel según su sensibilidad, ya que las zonas expuestas se ven amenazadas por la dermatitis. No sólo se ve afectada la vía respiratoria u ocular.

"Es tan dinámico que vos te haces un test de alergia hoy y en tres meses, puede haber variables. El paciente que tiene sintomatología y llega al médico y se debe discernir si es una alergia o una irritación. Con un simple análisis ya sabemos cómo plantarnos", declaró Fornasero en función de cómo evalúa cada caso.

Si bien todas las drogas que existen para combatir las alergias sirven para controlarlas, sólo un tratamiento con vacunas puede cambiar la realidad de alguien propenso a contraer ese tipo de enfermedades.

"El camino de la alergia es progresivo. Tiene formas anatómicas diferentes, pero es un conducto, una sola estructura. Empieza en la nariz y termina en los bronquios. La alergia es de calidad y no de cantidad, siempre existe la reacción aunque sea de menor intensidad", concluyó el doctor.