Hugo Racca pidió licencia a su cargo de concejal de Casilda con motivo del estado de salud de su novia, María Agustina Rodríguez, la joven de 19 años que el 21 de septiembre cayó del hotel Cuatro Plazas de la ciudad cuando se encontraba con él en una habitación del segundo piso y hoy lucha por su vida en un sanatorio de Rosario.

A través de una nota fechada el 5 de octubre y dirigida a Mauricio Plancich, presidente del Concejo Deliberante local, Racca señala: “Por medio de la presente solicito a ese cuerpo se me conceda una licencia temporal en mi función de concejal. El motivo que me lleva a esto es haber observado que lamentablemente el tema de la delicada situación de salud por la que atraviesa mi novia María Agustina Rodríguez está siendo utilizado políticamente por los inescrupulosos de siempre que medran en las desgracias ajenas para sacar ventajas de cada situación. Por ello, con la intención de que este caso todavía no aclarado por la Justicia, que toca en lo más profundo de mis sentimientos y me tiene como testigo fundamental de lo ocurrido, no afecte el honor y el normal desenvolvimiento de ese cuerpo del que formo parte por decisión popular, considero conveniente tomarme un tiempo fuera del mismo”.

Además, recalca: “Es importante que sepan que desde hace dos semanas vivo momentos de gran incertidumbre por no tener acceso a los informes médicos oficiales. Tener que enterarme del estado de salud de María Agustina sólo por medios de difusión o comentarios de la calle, no siempre coincidentes y precisos, y en algunos casos falsos, como ustedes comprenderán, me produce una gran congoja y tristeza. Esto me impide concentrarme en el trabajo y dedicarme a la tarea de Concejal con el entusiasmo y dedicación que ustedes pudieron observar desde que asumimos en diciembre pasado”.

En diálogo con Radio Casilda, Plancich confirmó el pedido de Racca, señalando que a la nota se le dará ingreso en la sesión de esta noche y será aceptada. Y explicó que la licencia no tiene plazos:

El pedido