Un parte importante de una ciudad, es su historia. La cual tiene mucho que ver con los lugares donde sucedieron los eventos más significativos de una comunidad. En Casilda, en el año 1999, se había aprobado un proyecto de ordenanza para conformar una comisión dedicada a la conservación del patrimonio histórico. Pero desde entonces, ese cuerpo nunca se había puesto en marcha.

La idea fue retomada por los ediles Pablo Zanetti y Lorena Casatti, quienes serán los encargados de regularizar este nuevo espacio, así como lo han dado a denominar. “Esta normativa viene a preservar y recuperar espacios que tiene una importancia dentro de la consideración de los casildenses”, destacó el primero de ellos.

Durante las últimas semanas se hizo una convocatoria y hubo una respuesta mejor de la esperada. Participaron particulares e instituciones que aportaron datos realmente relevantes. El Fotoclub Casilda, el Colegio de Arquitectos y el Museo Municipal, son sólo algunos de los organismos que buscan darle fuerza a esta iniciativa. “La ciudad tiene un pasado cultural muy rico que a veces se pierde. La idea es hacerlo perdurar en el tiempo”, añadió Zanetti.

Desde el Concejo intentarán que el Estado pueda poner límites a las remodelaciones que se hacen sobre los edificios históricos. Si bien entienden los interese de los privados, se busca encontrar un equilibrio entre los deseos particulares y la conservación de piezas arquitectónicas que datan desde largo tiempo.