El dinero no es todo, pero como ayuda. Los casildenses están disfrutando del último feriado largo del año y siempre surge un inconveniente que amenaza contra las billeteras. Los cajeros automáticos de los distintos bancos se quedan sin la posibilidad de expender efectivo. La tendencia suele acentuarse los sábados por la tarde.

El Concejo Municipal trató la temática en su última sesión y la que expresó su mayor preocupación fue la edila Antonia Pierucci. Desde su posición, entiende que las dificultades nacen desde el hecho que no se incluyen billetes de 200 y 500 pesos dentro de los aparatos. “La baja denominación hace que se vacíen muy rápido. Hay personas que vienen a la ciudad desde localidades vecinas y no tienen la posibilidad ni siquiera de extraer un mínimo”, comentó en Radio Casilda.

La renovación y colocación de la plata se realiza de forma completa los viernes por la tarde, justo antes del horario de cierre. De todos modos, las quejas se siguen repitiendo. Desde el Banco Nación hay un compromiso de reacondinamiento de los cajeros, aunque los concejales esperan que la tendencia también se extienda a las demás empresas financieras.

Por lo pronto, el Cuerpo Deliberante cursó una nota a los gerentes locales y también al Banco Central para que se arbitren los medios necesarios que tiendan a paliar el problema.

Escuchá la palabra de la concejal Pierucci: