El Concejo Deliberante de Casilda aprobó por unanimidad la minuta de Comunicación ingresada por los concejales Andrés Golosetti (Primero Casilda) y Pedro Sanitá (Frente Renovador) por la cual solicitan al Ejecutivo que gestione una reunión con el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, con el propósito de interiorizarse sobre el despliegue de Gendarmería en suelo santafesino. Los alienta de fondo el temor de que el accionar delictivo en otras ciudades, especialmente Rosario y su conurbano, tenga consecuencias en Casilda.

“El Concejo Municipal vería con agrado que el intendente municipal solicite una audiencia al ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, a los fines de que informe sobre el envío de fuerzas federales a la ciudad de Casilda; como así también de los alcances del despliegue de dichas fuerzas en el territorio provincial y sus consecuencia en nuestra ciudad”, señala el proyecto.

Andrés Golosetti.
Andrés Golosetti.

La iniciativa surge a partir de la reciente creación de un comité estratégico y político y otro operativo para coordinar el trabajo conjunto de las fuerzas federales y de la policía en la lucha contra el narcotráfico; lo que implica el desembarco de Gendarmería Nacional en el territorio provincial.

“La presencia de Gendarmería nacional per se, no soluciona el problema”, opinan los concejales, y se muestran preocupados porque “como ha ocurrido en los años 2013, 2014 y 2015 la llegada de esta fuerza y su despliegue en el territorio provincial produce un repliegue de los actores delictivos”, quienes “mudan sus nefastas acciones a lugares donde la presencia de las fuerzas federales no existe”.

De acuerdo con lo anunciado por las autoridades políticas nacionales y provinciales, la presencia de Gendarmería en suelo santafesino será en once ciudades: Rosario, Santa Fe, Santo Tomé, Venado Tuerto, Reconquista, Rafaela, Arroyo Seco, Villa Gobernador Gálvez, Funes, Villa Constitución y  San Lorenzo.

Pedro Sanitá.
Pedro Sanitá.

“Es necesario recordar que en años anteriores la fuerte presencia de Gendarmería Nacional en la ciudad de Rosario tuvo consecuencias en nuestra ciudad puesto que se multiplicaron hechos delictivos presuntamente llevados a cabo por delincuentes de dicha ciudad”, señalan y se preocupan porque “se desconoce qué lugar ocupa Casilda respecto del envío de efectivos federales a nuestra ciudad y eventualmente el trabajo conjunto entre distintas fuerzas de seguridad y en la que será de utilidad la asistencia que podría prestar la Secretaría Municipal de Prevención y Seguridad Ciudadana”.

A partir de esto es que se pide que el intendente Juan José Sarasola gestione una reunión con el ministro de Seguridad provincial Maximiliano Pullaro a los afectos de obtener respuesta a los interrogantes plateados. Del encuentro participarían el intendente, le ministro, los concejales y el senador provincial Eduardo Rosconi.