Un éxito. Otra vez. El Teatro Dante volvió a llenarse de risas de la mano del Teatro Independiente Arteaga (TIA), en esta ocasión con la obra Mi mujer es el plomero. A sala llena, los casildenses disfrutaron de una destacada actuación de la agrupación arteaguense.

No es la primera vez. En 2015, Extraños hábitos había tenido enorme repercusión. Esa obra se presentó una vez y gustó. Por eso la comisión de la Biblioteca Popular Carlos Casado de Casilda decidió volver a traerla y otra vez la presentación fue exitosa. Y la tercera no podía faltar, otra vez de la mano de la mencionada institución casildense.

Este domingo por la noche el TIA volvió a la ciudad, pero en esta ocasión con Mi mujer es el plomero, escrita también por Hugo Marcos. De principio a fin, el Dante fue una risa. Los actores volvieron a mostrar todo su talento sobre el escenario, con escenas desopilantes y una trama llena de gracia: un hombre que intenta rehacer su vida tras quedar viudo, y en ese intento atraviesa diversas escenas. Una de ellas es el fallecimiento accidental del plomero, que a los minutos vuelve a la vida pero reencarnado en quien fuera su esposa.

A carcajadas y con aplausos fue como el público que prácticamente colmó el teatro reconoció al grupo teatral oriundo de Arteaga, que lleva más de 20 años pisando diversos escenarios de la región con gran éxito. Actualmente está integrado por diez actores y dos colaboradores.

Fueron casi dos horas de actuación, logrando atrapar al público. Una presentación que valió el cierre con un aplauso de pie de los presentes, y el correspondiente agradecimiento de los actores, con regalo incluido.

Restan definir detalles pero el próximo 3 de diciembre el TIA volvería a Casilda para una nueva presentación.