Les robaron hasta la medallita del bautismo. La inseguridad golpeó otra vez a la localidad de Arequito y en esta ocasión el blanco fue una vivienda familiar. Sus ocupantes se fueron menos de dos horas y, a su vuelta, encontraron todo revuelto y muchos faltantes. 

El episodio ocurrió el sábado a la tardecita. "Habíamos estado ausente aproximadamente dos horas y al llegar cerca de las 20 comprobamos que estaba la puerta abierta. Al entrar vimos que habían dado vuelta la casa”, contó Darío, víctima del escruche, en diálogo con Radio Casilda.

En esa casa, ubicada en una de las últimas calles de Arequito, el hombre vive junto a su mujer y sus dos hijos de 4 y 7 años. En el momento del robo, el inmueble vacío.

Luego de examinar el hogar, se dieron cuenta de que los ladrones “habrían ingresado por la puerta principal y salieron por las ventanas de la pieza, que dan al patio, que es un baldío”, agregó la víctima. La puerta no estaba forzada por lo que se intenta saber cómo fue que lograron ingresar.

Los delincuentes se llevaron un importante botín: “Me sacaron dinero que estaba juntando desde hace meses porque quería cambiar una máquina de carpintería, que es mi trabajo. También una escopeta, teléfonos celulares viejos, y hasta las medallitas y cadenitas de oro de bautismo”, enumeró.

Además del dinero y los elementos sustraídos, Darío lamentó que también “se llevaran las ilusiones”. El trabajador se preocupó al observar: “Ya no hay más lugares seguros. No sabés donde estar. Cuando quieren, entran. Se burlan de todo el mundo. No sé si nadie puede hacer nada”. Agregó que un episodio de estos “te cambia la vida por completo. Ahora estás en tu casa y de repente parece que los ves a los ladrones”.

Luego del hecho, la policía estuvo en el lugar recabando información y tomando evidencias para tratar de encontrar a los ladrones. En el último tiempo, otros vecinos de Arequito fueron víctima de hechos de inseguridad similares.