La seguridad sigue siendo un tema de agenda para la presente gestión municipal, aunque no resulta sencillo mantener el orden con tan poco personal policial a disposición. Debido a eso, desde la cúpula local están realizando gestiones para garantizar la presencia de uniformados pertenecientes a la Gendarmería y la Policía de Acción Táctica.

Según pudo detallar el Intendente municipal, Juan José Sarasola, en diálogo con Radio Casilda, las charlas con las autoridades pertinentes comenzaron hace dos meses. En primer término, los funcionarios locales se juntaron con el Comandante de la División Rosario. En dicho encuentro, los gendarmes se comprometieron a visitar la ciudad siempre y cuando dispongan del tiempo y el recurso humano necesario. “El Destacamento de Gendarmería de Rosario ya no tiene la misma disponibilidad que hace algunos meses”, dejó entrever el mandamás.

También hubo una reunión con el Subsecretario de Seguridad Pública provincial, Dardo Simili, con quien existe una buena relación por su paso como Jede de la Unidad Regional IV. En ese sentido, el pasado fin de semana su pudo ver a varios efectivos pertenecientes a la PAT.

“La idea primordial es reforzar la presencia policial para la prevención de hechos delictivos”, agregó Sarasola. Si bien esta ocasión de trató de una visita que no duró más que algunas horas, desde el Municipio siguen trabajando para la contribución de estas fuerzas no sea tan esporádica. Lo consideran un punto fundamental para que mejore la situación pública de la ciudad.