El fiscal Emiliano Ehret, del Ministerio Público de la Acusación de Casilda presentó ante el juez Juan Carlos Paretto los hechos relatados por al menos seis víctimas que decidieron denunciar a E.R., dueño de una residencia para adultos mayores por casos de acoso, abuso sexual y amenazas. El ahora imputado, deberá esperar 90 días en prisión preventiva mientras continúa la investigación.

"Esto empezó con fecha dos de febrero con la denuncia de una víctima, que había denunciado ciertos hechos de maltrato laboral, de acoso y que conformarían delitos de abuso sexual simple y actos de manoseo", fue lo primero expuesto por Ehret al aire de Radio Casilda. "A raíz de eso, -continuó-, nosotros tomamos intervención, esta chica vino a Fiscalía, declaró, aportó elementos de prueba y en su declaración manifestó que esta situación se habría manifestado con muchas chicas y aportó nombres de esas personas".

Además, el entrevistado dijo que "acto seguido comenzamos a buscar a estas chicas porque no había denuncias previas en sede policial, al final se presentaron cinco víctimas más, es decir, seis al día de la fecha. Lo que tienen en común todos los hechos es que trabajaban en el mismo lugar, que esa persona al principio parecía bien, era correcta, cordial y después lo común en todas era que trataba de sobrepasarse, comentarios fuera de lugar y en la mayoría de los casos pasó a mayores de abuso sexuales simple a abuso sexual con acceso carnal".

En relación a la aparición de más denunciantes, señaló: "Al día de hoy son seis denuncias pero no descarto que puedan haber más". Durante el fin de semana, luego de que se conociera el primer posteo de muchos en redes sociales contra E.R., la justicia tomó cartas en el asunto y con los datos aportados por la primera en alzar la voz, Celeste, dieron con el acusado.

"Primero se allanó el domicilio particular y del geriátrico el domingo a la mañana. Quedó detenido a disposición de fiscalía y el día de ayer fue la audiencia imputativa, el juez dictó 90 días de prisión preventiva", confió el fiscal.

A su vez, señaló algo que quiso destacar respecto a casos de abuso y violencia de índole sexual. "Esto lamentablemente es moneda corriente, de la gente presa que tengo, la mitad o más, son por temas sexuales, Estamos en un momento social muy complicado, tanto de violencia sexual que en la mayoría de los casos es intrafamiliar, en este caso no porque es en un contexto laboral de explotar una relación de dependencia, pero lo que sí observamos son muchas las denuncias de violencia de género y familiar", detalló.

 

La palabra del fiscal Emiliano Ehret.