La nueva comisión directiva que tiene el hogarcito San Cayetano se plantea objetivos cada día que transcurre y los cumple de a poco. La institución que tuvo algunos problemas financieros a principios de año, parece estar saliendo a flote. Como última medida, hizo mejoras en su sistema luminario.

En esta última semana del 2017 se llevaron adelante labores para darle otra impronta al frente de la residencia. Es por eso que se colocó una luz de baja y, además, se aprovechó la ocasión para hacer que el cartel con el símbolo del hogarcito tengo brillo propio.

La reformas en el exterior han venido acompañadas de otros aditamentos en la parte que más transitan los niños que conviven diariamente. Hace alguna semana, hubo una donación anónima de una cocina y, en la semana de Navidad, también se recibieron una lavarropas automático, un monitor de computadora y una consola de videos juegos para alegrar a los pequeños.

Por otra parte, algunos de los chicos tuvieron la posibilidad de integrarse a la Colonia de Vacaciones del Club Atlético Alumni.