El hospital San Carlos de Casilda cuenta desde este martes con cuatro nuevas camas de cuidados intensivos -y la posibilidad de que sumen una más si es necesario-, con equipamientos de última generación. Es pos de sumar espacios para atender paciente con coronavirus, se consiguieron los insumos y hoy es un hecho la ampliación. 

"Nos va a permitir aumentar en un cien por ciento las camas críticas que teníamos en el hospital y por supuesto la alegría que nos da de ofrecer un servicio más a la comunidad de Casilda y toda la zona", comenzó diciendo el director del San Carlos, Dr. Omar Moya.

En total, son cuatro nuevas camas con una más de respaldo en el caso que sea necesaria. Tal como explicó Moya, son de última generación. "El ordenamiento fue el que se lleva a cabo en toda la provincia donde la implementación de nuevas camas es en relación a la cantidad de casos que se vienen teniendo. Esto estaba programado desde hace varios meses pero se pone en practica cuando se percibe la necesidad real de ponerlo en práctica", agregó.

Respecto a los insumos, el directo habló que se adquirieron "respiradores de ultimas generación, monitores multiparamétros, bombas de infusión y toda la tecnología necesaria para atender a las personas que lo necesiten". Pero aclaró que "lo más importante de esta sala es el material humano, tanto desde la enfermería, médicos terapistas especializados que son quienes van a conformar la sala de terapia intensiva como corresponde". 

Por su parte, el vicedirector Dr. Adrián Guerrera, aseguró: "Hoy estamos en una etapa donde las camas críticas suman mucha importancia, estamos en la etapa justa de tratar de contener a la mayor cantidad de gente posible. Estamos contentos porque hemos logrado por medios de gestiones, ya que ha trabajado mucha gente, conseguir recurso humano y ampliar la sala de terapia con la posibilidad de tener tecnología de ultima generación".

Para cerrar, desde CasildaPlus.com hablamos con Carina Fosarolli, médica terapista que se hará cargo desde el día de la fecha de esta sala. Su historia es muy fuerte ya que estuvo muy grave por coronavirus y ahora vuelve a trabajar para seguir con la batalla pero de sus pacientes.

"La sensación es muy buena, porque yo me salvé acá, en la sala uno de terapia intensiva, por lo que seguir colaborando con todos ellos es buenísimo. Está todo preparado, a mi me atendieron de manera espectacular, yo salí de un momento grave y ahora trataré de ayudar lo más pueda desde acá", mencionó.