El parte epidemiológico del lunes por la noche dejó un dato saliente en cuanto a la ocupación de camas en sala general del nosocomio público que tiene la ciudad. Puesto que el porcentaje ya se ubicaba en el orden del 90%. Sin embargo, desde la dirección de la institución se encargaron de poner paños fríos y referenciar que todavía están lejos de encontrarse en aprietos.

Según los datos que aportó el doctor Omar Moya, principal referente del Hospital San Carlos, tienen a la mano un sector que por el momento permanece inactivo. El mismo incluye una docena de camas y un equipo de enfermería y especialistas. Por el momento no fue necesario utilizarlo, aunque no se descarta en el corto plazo.

Al mismo tiempo, el director del centro sanitario argumentó que para evitar que el San Carlos se vea sobrepasado también están en contacto con los Samcos que tiene la región. Dado que hay pacientes que pueden ser tratados en sus respectivas dependencias. 

En otro orden de cosas, Moya detalló que gracias al aporte de la Provincia, más la intervención del Senador Rosconi, hoy se cuenta con tres cascos Helmet. Uno para cada área de terapia, más otro extra a utilizar como repuesto.  

Se trata de herramientas de ventilación para los pacientes que tiene problemas respiratorios, positivos de Covid. A los cuales se les maneja el volumen y concentración de oxígeno. Los Helmet tiene un costo bastante oneroso por su composición, y son diferentes a las escafandras que se utilizan para nebulizar con ibuprofeno inhalado.