No se salva nadie de las estrepitosas cifras que están exhibiendo las facturas de gas natural. Los directivos del Club Alumni ya se habían visto espantados por el gasto que conlleva mantener su pileta climatizada. Ahora, le tocó el turno a una institución emblemática como lo es el Hospital San Carlos. La última facturación trepó a casi 85 mil pesos.

Hay datos que hacen más relevantes el aumento en las tarifas. Porque en el mismo bimestre del año 2018, el pago había rozado los 25 mil pesos. Es decir, que la cifra superó la triplicación. "Estuvimos hablando con la Provincia y el Ministerio, para buscar los recursos. Pedimos un refuerzo de partida para afrontar este gasto que no estaba en los planes", expuso el director del San Carlos, Martín Gasol, en diálogo con Radio Casilda.

Lo cierto es que el consumo fue similar al mes de julio del anterior y no hubo cambios significativos como pensar en un derroche. Ya que la mayoría de las instalaciones de calefacción funcionan con electricidad. Los espacios que aun mantienen la utilización del gas son: mesa de entrada, la cocina y la parte del geriátrico.

Gasol reveló que el Ministerio realiza un aporte mensual que suele alcanzar los 400 mil pesos -puede ir variando de acuerdo a la época del año-, con lo que se estaría necesitando un 25% de ese presupuestos sólo para pagar el gas. Para colmo, el Hospital posee un retraso en las partidas de obras sociales, el caso más emblemático es el de Pami.