La ciudad de Casilda fue una de las pioneras respecto a la implementación de controles de acceso en al menos cinco puntos donde el paso de vehículos y de personas es realmente arduo. Personal de Tránsito municipal y de otras tantas áreas trabajan desde el inicio de la pandemia en estos operativos.

Lo cierto es que con el paso del tiempo y las nuevas habilitaciones, cada vez se hace más permeable el paso a la zona urbana de la localidad, es por eso que se está pensando desde el Ejecutivo local, qué hacer al respecto. Una medida que tal como contó este lunes al aire de Radio Casilda, el intendente Andrés Golosetti, aún no terminó de definir. ¿Siguen o no? Esa es la cuestión.

"No hay manual de instrucciones para seguir, entonces uno va todo el tiempo viendo y repasando las medidas que va tomando y como va impactando. Pero puntualmente sobre el tema de los controles de seguro en la semana estaremos tomando una decisión", explicó el mandatario.

Además, comentó que "lo que más preocupa hoy es la ciudad de Rosario, está atravesando lo que nosotros atravesamos hace veinte días atrás o más, y eso nos va a afectar a nosotros, el intercambio de bienes entre nuestra ciudad y Rosario es muy intenso".

Teniendo en cuenta que los casos positivos de coronavirus en la 'Cuna de la Bandera' alertan, Golosetti debe analizar que pasará con la disposición de retenes. "Cuando las actividades se normalizan y cuando fundamentalmente se relajan nuestras conductas individuales respecto a las normas de bioseguridad, los casos se multiplican", analizó el entrevistado.

En relación a lo que pasa en Casilda respecto a la situación epidemiológica, el intendente comentó: "Con gran parte de las actividades funcionando, y desde el lado sanitario, tenemos una meseta en la totalidad de contagios, con la fase uno lo que intentábamos lograr era al menos bajar los que venían sucediéndose de manera creciente y sostenida y que a priori se logró, lo cual es una enseñanza de como circula el virus".