Desde que comenzó el invierno, las bajas temperaturas se sufren aún en el interior de los hogares. Se estima que comparado con los de los últimos años, el de 2018 será el fío más intenso. Se percibe en los sitios más vulnerables y también en aquellas casas que, desde hace más de cinco años, aguardan por una conexión de gas.

En Casilda, hay gente que se inscribió en listas de espera en el año 2010 y dio sobradas muestras de paciencia pero para este período invernal, hubo un anuncio que encendió las esperanzas. El Intendente Juan Sarasola manifestó en diciembre, que iban a realizarse 400 nuevas conexiones pero sólo 50 se llevaron a cabo. Es decir, se efectivizó el 12,5% de lo que se dijo.

Venimos mucho más lento de lo que pensábamos. Nos encontramos con un imprevisto que es el factor económico. Hay que llamar a un gasista matriculado y los costos se fueron por las nubes. Los vecinos nos están pidiendo que los esperemos”, aseguró en Radio Casilda, Carlos Testa, gerente de Sapem. Hay alrededor de 900 personas que esperan su conexión y desde la empresa local ya se contactaron con quienes se inscribieron en 2010, 2011, 2012 y algunos de 2013. Aún restan los que llegaron a la lista en 2014.

Para que una casa pueda contar con el gas natural, hay que realizar las presentaciones correspondientes ante la oficina técnica para lo cual, un gasista matriculado debe acudir a los domicilios. Allí es cuando aparece el gran problema económico de los vecinos.

Sapem cobra $5.2000 para colocar los artefactos y romper la vereda por donde pasan los caños de gas. El gasista matriculado que, entre otras cosas, debe realizar una prueba de hermeticidad, tiene su cachet. Según el propio Testa, recibió testimonios de vecinos que le hablaron de profesionales que cobraban $15.000 para dejar el trabajo listo, aunque hay presupuestos aún más altos. Eso se suma a la adecuación de los artefactos, para que aquellos hogares que lo requieran. En resumen, el casildense que tiene que hacer todo desde cero, debe invertir más de $20.000 para contar con el servicio de gas.