El jefe de la Policía Comunitaria en Casilda, Julio Brunelli, afirmó que el delito disminuyó en la ciudad, en contraste con las quejas que algunos vecinos vienen planteando acerca del desempeño de la fuerza de seguridad y la reiteración de hechos delictivos. 

“Se bajó el índice delictivo. Si bien hay algunos inconvenientes esporádicos, la gente nos ayuda a mucho a combatir la problemática. Tratamos de brindar seguridad y no nos dejarnos ganar por el miedo. La calle tiene que ser de los ciudadanos”, aseguró el jefe policial.

La Policía Comunitaria fue un proyecto desarrollado y llevado adelante por el ex Ministro de Seguridad, Raúl Lamberto. En su momento se anunció con bombos y platillos, dando garantías de que se trataría de un cuerpo que trabajaría más cerca de los vecinos. En el caso de Casilda, los efectivos se instalaron en barrio Nueva Roma. 

Durante las últimas semanas, los habitantes del sector más poblado de la ciudad volvieron a reiterar quejas por sucesivos actos de inseguridad. Brunelli respondió de esta manera, en diálogo con Radio Casilda:

En el mismo sentido, el titular de la Policía Comunitaria desmintió que la Montada no transite semanalmente. De hecho, admitió que él es quien se pone a la cabeza cuando salen a dar vueltas con los caballos en las zonas donde se ven muchos terrenos baldíos y se acumulan matorrales. Más adelante en la charla, dijo que la utilización de los equinos es prioritaria durante los días de lluvia.

Actualmente, la Policía Comunitaria cuenta con un móvil, dos motocicletas y el cuerpo de equinos. Son en total 24 efectivos que se distribuyen de manera tal de cubrir la mayor cantidad de parcelas. El destacamento actualmente se ubica en Arenales y Pescio, aunque prontamente tendrá una nueva locación.