La primera etapa para la implementación del sistema que trae la Universidad Nacional Tecnológica de Concepción del Uruguay arranca luego de este fin de semana. Por el momento, sólo se realizarán las adhesiones y no habrá descuentos en las cuentas. El cobro comenzaría recién a partir del 3 de diciembre.

Omar Tortorelli, asesor en Gobierno Digital, fue quien se refirió a los pormenores y despejó las dudas que pueden surgir al respecto en los usuarios. En principio, el único punto de venta serán las cajas municipales. Más adelante se repartirán folletos con los comercios que funcionarán como centros de recarga. Los conductores sólo tienen que acercarse y detallar su número de patente y número de celular. Con esos simples datos quedan registrados.  

"No hay un monto mínimo, ni máximo para las recargas, como así tampoco se vence el dinero invertido", aclaró Tortorelli. La primera hora de estacionamiento tendrá un valor de 20 pesos. Posteriormente, el tiempo se fraccionará cada 30 minutos. Vale aclarar que los concejales todavía deben someter a votación esa tarifa.

Para garantizar un ordenamiento, habrá personal tomando notas de las patentes y debitando los montos de los vehículos estacionados. Los controladores del sistema tendrán a su cargo un radio de diez cuadras. Y el tiempo se debita a partir del momento que el controlador ingresa el dominio en el sistema.

Por otra parte, todos los usuarios tendrán un monto de 100 pesos de descubierto. ¿Qué significa esto? Que si te quedás sin saldo, podés seguir estacionado sin problemas y lo que se adeude se cobrará en la siguiente recarga que se realice a la cuenta.

Los automovilistas que vengan desde afuera también pueden adherirse al sistema o bien cuentan con la opción de pagar una tarifa por tiempo exacto en los locales adheridos. Las personas con discapacidad no abonarán aunque deben estar registradas en el sistema.