Ante los últimos y reiterados hechos de lanzamiento de pirotecnia en la vía pública de Casilda, el municipio ultima detalles de un nuevo proyecto de ordenanza para regular esta actividad, advirtiendo que en la norma actual existen ciertos vacíos legales que dificultan las sanciones.

Los últimos fines de semana, desconocidos arrojaron bombas de estruendo en inmediaciones de dos clubes de la ciudad, como consecuencia de que los equipos disputan instancias finales de la Liga Casildense de Fútbol.

El municipio acudió a esos lugares “con inspectores y el apoyo del Comando Radioeléctrico y se labraron las actas correspondientes. Se toman los datos de quienes fueron los que tiraron y se gira al Tribunal de Faltas y es el juez quien determina la sanción”, explicó a Radio Casilda Federico Censi, secretario de Prevención y Seguridad Ciudadana.

Pero la aplicación de la actual ordenanza local no es tan simple, debido a que hay cierto “vacío legal”, según reconoció Censi, pero aclaró que toman como referencia “la normativa provincial y también la ordenanza de ruidos molestos”.

En este marco, el juez estudia cada caso en particular para poder aplicar las sanciones correspondientes.

Uno de los puntos que se discute en relación a los episodios registrados en la ciudad es la responsabilidad del club. Porque en ocasiones las bombas han sido arrojadas por supuestos hinchas en inmediaciones de la institución, y no dentro del predio deportivo.

“Es una cuestión que estamos viendo con la policía porque al ser un espectáculo público corresponde que ellos también actúen. Para nosotros es imposible colocar un inspector al lado de cada ciudadano”, dijo el funcionario.

Para poder tener un panorama mucho más claro y que no haya dudas en cuento a las sanciones, Censi adelantó que están trabajando para en los próximos días “enviar una modificación a la ordenanza actual, o enviar una nueva, para terminar con la pirotecnia”.