El Museo del Automóvil persigue el sueño de contar con su casa propia. En este momento, es intensa la actividad de la entidad fierrera de Casilda por tener un espacio de pertenencia concreto, ya que se están realizando obras para la construcción de un museo y bar temático que abarcarán un total de 400 metros cuadrados. Los mismos estarán ubicados en el predio que posee la institución, en una zona contigua al Parque Municipal y al Museo Archivo Histórico Don Santos Tosticarelli.

Uno de los representantes del Museo, Ángel Chiche Urraco habló en Radio Casilda y dio detalles acerca de los trabajos. “Hay que realizar un trabajo, que si bien no es tan difícil, lleva tiempo y tiene una complejidad. Nos llevará alrededor de dos meses, según nos han dicho los ingenieros”. Los pasos a seguir, son la construcción del pulmón para un parrillero, la realización de un contrapiso y el aislamiento de las paredes para evitar la humedad. “Con eso, estará el 90% de la obra terminada”, aseguró Urraco.

La principal fuente de ingresos para solventar las obras, está dado por el trabajo a pulmón de todos los integrantes del Museo del Automóvil. Pero a la vez, Chiche Urraco expresó su agradecimiento para con las últimas dos gestiones municipales. La de Juan Carlos Bacalini, cedió en comodato el terreno donde se está emplazando la nueva sede, mientras que la actual, se mantiene colaborando y a disposición. También recalcó los aportes económicos recibidos mediante gestiones del senador Eduardo Rosconi, los que se fueron acopiando para la compra de materiales.

Todo está en marcha, y en no mucho tiempo, se tornará una realidad concreta. El Museo del Automóvil está cerca del sueño de su nuevo salón y las obras que realzarán el paisaje del barrio Granaderos a Caballo.