La lista Fuerza Para el Cambio, encabezada por el concejal rosarino Jorge Boasso, recibió un duro revés esta semana. Boasso debía reunir en total 2.000 firmas de afiliados de los partidos integrantes de la coalición pero, según la Junta Electoral de Cambiemos, no habría podido conseguirlo debido a que unos 700 de los 2550 que presentó estaban viciados por distintas irregularidades. En esa lista se encontraba un casildense que aún respalda al precandidato de base radical, el ruralista Jorge Isern.

Isern, quinto en la lista de Boasso.
Isern, quinto en la lista de Boasso.

Desde el quinto lugar de Fuerza Para el Cambio -que ahora Boasso inscribió en el partido Unite- Isern opinó en torno al rechazo que recibió la postulación el último lunes. “Hemos hecho todas las cuestiones legales que correspondían. Pudimos cometer un error pero eso no significa que no alcance para ser aceptada. No ha habido ninguna mala fe. Hay poca voluntad de aceptación”, manifestó Isern en Radio Casilda.

Según los datos arrojados por la Junta, Boasso sólo habría acreditado un total de 1.386 firmas válidas que apoyaban a su espacio. Es decir, aún le faltan más de 600 avales para cumplir con la ley electoral vigente, por lo que queda afuera de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias.

Para Isern, “es llamativo que no haya diálogo” en la UCR y apuntó hacia el titular nacional del partido de Alem, el intendente santafesino José Corral: “No quiere tener oposición y como quiere dominar el partido y la política de Santa Fe, quiere evitar a alguien que no comparta su visión”.