El doctor Ariel Aquili, subsecretario de Salud de la Municipalidad de Casilda se expresó ante los tiempos que corren, donde los números epidemiológicos muestran una baja aunque no descartó que la problemática pueda volver a empeorar más adelante.

"En este momento tenemos una falsa sensación de que el problema terminó y un poco alimentado por una expectativa que se gestó con el tema de la vacuna. Nosotros, en este momento tenemos más dudas que certezas con respecto a la vacuna", comenzó diciendo Aquili en diálogo con Radio Casilda.

Respecto a esto último agregó: "No tenemos una confirmación exacta de cual (vacuna) es la que va a ingresar al país, de que manera se va a distribuir, se está armando una logística pero la logística está más relacionada a una expectativa que a una certeza".

A modo de reflexión, contó que "momentáneamente tenemos que manejarnos con el concepto de que el barbijo salva más vidas que la vacuna, en este momento es así, no tengan ninguna duda de que es así. Estamos en una tensa calma".

Esta "tensa calma" puede deberse a que "la situación ha tomado una magnitud de relajamiento que uno entiende tiene que ver con cierto hastío de la gente, todos hemos tenido un año muy difícil y es comprensible que haya una necesidad de vinculación social porque somos seres sociales".

De igual modo, continuó diciendo que "ahora, esa vinculación no debe llegar a la imprudencia, porque el virus nos está dando una tregua que en realidad es un impasse que se prepara para volver a atacar". Por eso, recomendó que en el caso de reunirse para las fiestas, sea a conciencia y respetando las medidas preventivas.

 

Dr. Ariel Aquili, subsecretario de Salud.