El Servicio Meteorológico Nacional anticipa una jornada inestable desde media mañana hasta la tarde. Las condiciones tenderían a estabilizarse a partir de la noche y el sábado volverá a brillar el sol. Las temperaturas descendieron, y se mantendrán así, al menos, por las próximas 48 horas.

La máxima para hoy no superará los 27 grados y las mínimas, que se sentirán en horario nocturno, estarán rondando los 17. La baja se deberá principalmente a la llegada de vientos regulares del sector sur.

El Grupo Caza Tormentas del Sur hizo su propio reporte, en el cual también advirtió de las precipitaciones que pueden caer en la región a partir de hoy. Sin embargo, puso especial foco en el fin de semana del 13 y 14 de enero. "El pasaje de un frente frío dejará algunas precipitaciones y tormentas sobre el sur de Santa Fe y luego buenas condiciones con ambiente agradable durante sábado y domingo", relata el informe.

Más allá de lo que acontezca en la presente jornada, se estima que las temperaturas medias volverán a elevarse a partir del domingo y la semana que viene será especialmente calurosa. Lo cual derivará en un nuevo frente de tormenta que podrían ocasionar lluvias más intensas.