El Atlético Nacional de Franco Armani empató la primera semifinal de la Copa Sudamericana, resultado que le dejó un sabor a victoria de cara a la revancha que se jugará a fin de mes. Al arquero casildense, de correcta actuación, le convirtieron de penal.

En condición de visitante, los colombianos empataron 1 a 1 con Cerro Porteño de Paraguay. El partido fue parejo, con situaciones de gol en ambos arcos.

El local abrió el marcador desde los doce pasos sobre el final del primer tiempo: Macnelly Torres derribó a Cecilio Domínguez en el área. El argentino Néstor Pitana no dudó para sancionar el penal, que el mismo jugador cambió por el 1-0.

La segunda parte el partido se hizo cuesta arriba para la visita porque a los 3 minutos le expulsaron a Miguel Borja.

Al igual que en el primer tiempo, Franco Armani fue clave resolviendo bien diversas intervenciones. El arquero se mostró seguro y fue un importante valor en esta primera semifinal.

Parecía que el partido iba a terminar en favor de Cerro, pero en el minuto 38 Macnelly realizó un tiro libre y Álvaro Pereira metió el balón en su propio arco: 1 a 1 y festejo para la visita, que tomó este empate como una victoria.

La revancha será el próximo 24 de noviembre en Colombia, donde Nacional esperará lograr el pase a la final, buscando “la otra mitad de la gloria”. El conjunto cafetero ganó la Copa Libertadores a mitad de año y ahora va por la Sudamericana. Está bien encaminado.