El Decreto de Necesidad de Urgencia que impulsó el presidente Alberto Fernández hace unos 50 días, imposibilitó durante algunos días la normal producción de las empresas tabacaleras que abastecen los comercios del país y eso quedó demostrado en la ausencia y el desabastecimiento que se produjo en el mercado local.

Si bien estas firmas se pusieron en marcha nuevamente y el pasado viernes algunos cartones arribaron a la ciudad de Casilda y a la región, las extensas filas de consumidores hizo que en apenas unos minutos, lo poco que había llegado, se acabe y la situación vuelva al punto de conflicto.

Dado este contexto, en las redes sociales, usuarios de la localidad de Arequito, por ejemplo, comenzaron a ofrecer sumas de dinero más que importantes con tal de obtener el producto que tanto añoran.

 Una de las publicaciones de Facebook anuncia: "Alguien que tenga cigarros, pago 900 el atado". Por su parte, otra de las personas que manifestó su necesidad por la web, indicó: "Compro cigarrillos o tabaco", y sumó a ese pedido, solicitar lugares donde comercializan este tipo de productos en el pueblo. 

Publicado el día domingo.
Publicado el día domingo.

El último domingo, la ausencia produjo que más arequitenses utilicen los medios digitales para hacer saber la problemática: "Cigarrillos en Arequito?", preguntó una de las personas en su perfil, pero no hubo respuesta certera.

Desde Casilda Plus nos pusimos en contacto con Yamil, kioskero de Arequito que registró un déficit en sus ventas de casi el 70% tras no tener cigarrillos para vender. “Dicen que entre hoy y mañana llegar, pero no se sabe más nada”, explicó. Además, agregó que “cada dos segundos entra alguien preguntando si hay”.

Otra de las publicaciones del pasado domingo.
Otra de las publicaciones del pasado domingo.

 

Otra de las voces consultadas es las de Rocío, que cuenta con un comercio de similares características en la zona céntrica del pueblo y también se refirió a esta cuestión: “Por un lado me da lastima por la necesidad de la gente de fumar, si tendría le daría a todo el mundo… pero hay gente que le digo que no hay y no me lo cree”.

Como método de organización, estableció una lista de clientes que se anotaron para cuando lleguen sus ‘atados’. De esta manera, logra poder cubrir la mayor cantidad de pedidos y evita la formación de filas fuera del comercio.”Me encantaría que se normalice la situación”, explicó Rocío, quien al evaluar sus ventas, también notó una baja sobre en relación a la compra y venta de determinados productos.

La pregunta que se hicieron muchos.
La pregunta que se hicieron muchos.