En la última sesión del Concejo Municipal, el edil Pedro Sanitá pidió la palabra para hablar sobre las mediciones de la Empresa Provincial de la Energía. El edil justicialista promovió el envío de una nota a la EPE, para solicitar que se efectúen con mayor responsabilidad las mediciones en el servicio, las cuales considera que se realizan de manera deficiente.

Sanitá se hizo eco de un reclamo habitual entre los casildenses. Los usuarios se ven seriamente perjudicados por la forma en que se están llevando a cabo las mediciones actualmente. Es que a veces aparecen números muy elevados en las boletas, y dependen de la voluntad de reclamo del propietario de la casa en cuestión. Si se queja y se comprueba la falla en la medición, se descuenta el dinero que se le agregó en la próxima boleta, pero si no hay reclamo, el error pasa de largo.

"Todos los aumentos de tarifas generan inconvenientes pero había gente que decía que un mes no había pagado nada, y al otro le llegó un montón. Entonces no entendían porqué. Todos llegamos con lo justo, imaginate la familia que pasa de pagar 300 pesos a pagar 1000. A la gente que iba a la EPE se le corregía pero hay que poner empeño en la medición", dijo Sanitá en Radio Casilda