Desde agosto y por disposición del el Registro Nacional de las Personas rigen las nuevas tarifas para tramitar los documentos que nos identifican. Puntualmente, el aumento que más impacto es el que implica la renovación del DNI, que se disparó en un 200%.  

Si bien el del primer documento nacional de identidad continúa siendo un trámite gratuito, quienes deban realizarlo por segunda vez o aún necesiten actualizarlo, no tendrán más remedio que sacar dinero de los ahorros.

Lo que antes costaba $100 ahora sale $300 y si el trámite requiere de renovar un cuatriplicado del DNI aumenta a $400. El pasaporte para salir del país subió en un 60%, es decir que lo que antes costaba $900, ahora tomó un valor de $1500. Lo mismo que cuesta tramitar el DNI Expréss. Por otra parte, los registros de orden provincial no variaron en lo más mínimo.

En Casilda ya se nota una baja en el número promedio de gestiones. "Se redujo la tramitación de los pasaportes, porque esto fue un shock. No teníamos conocimientos de este aumento, pero como es un tema nacional, no puedo decir cuál es la justificación", manifestó Daniel Odera, jefe del registro civil de la ciudad, en Radio Casilda.