Últimamente en las calles de la ciudad, se ve uno de los camiones municipales que cuenta con un elevador, trabajando en las cuadras céntricas. ¿A qué se destina? A trasladar y ubicar a los operarios para que realicen lo que se denomina como poda de baja complejidad. No es más ni menos que quitar las ramas que obstruyen luminarias, o que se entrometen en el cableado eléctrico. El paisaje de municipales en los árboles se volvió habitual, a tal punto que el objetivo es que se realicen trabajos de forma permanente para que el mantenimiento sea constante.

Los árboles de Casilda son podados todo el año.
Los árboles de Casilda son podados todo el año.

Así lo anunció Horacio Di Fulvio, asesor forestal de la Municipalidad de Casilda. "La idea es que se esté trabajando todo el año. Hay una gran cantidad de ramas que obstaculizan el tránsito, ya sea vehicular o peatonal. En verano hasta se puede hacer una poda en verde. No es una poda integral del árbol, más bien una escamonda", manifestó Di Fulvio en Radio Casilda.

Con este tipo de poda, lo que se busca es proteger la integridad de cada ejemplar natural y tampoco incumplir las leyes que prohiben la llamada "poda a la caña", que implica quitar gran parte de la copa de los árboles sin discriminar correctamente las ramas secas de las que aún tienen vida.

Si bien hay diferentes criterios, el que se tomó en Casilda es llegar a un intermedio para no complicar las instalaciones eléctricas ni tampoco desestabilizar el natural equilibro del ambiente local. Más allá de lo que marca Di Fulvio, los trabajos de poda no son sólo determinación suya sino que el asesor trabaja conjuntamente con la Secretaría de Obras Públicas y desde una decisión común, se fija el destino de las tres cuadrillas que circulan por la ciudad.