Una de cada diez personas que mueren en la región son cremadas. En el último tiempo este número viene en aumento y por eso se analiza la instalación de un nuevo crematorio en el sur santafesino. 

La empresa de servicios sociales Notuel, con sede en Casilda, cubre gran parte de la zona, principalmente los departamentos Caseros y San Lorenzo. Mario Gutiérrez, encargado de la firma, contó a Radio Casilda que se crema “entre un 8 y un 10 por ciento de la cantidad de fallecidos de la zona". De estos, "alrededor del 60 por ciento lo deciden en vida o lo dejan por escrito”.

Gutiérrez contó que la decisión de las personas de cremar los cuerpos comenzó principalmente “cuando se empezaron a instalar la zona hornos crematorios privados”. En el sur santafesino hay uno en Villa Constitución y en Venado Tuerto. En el cementerio La Piedad de Rosario existe uno público.

“Nuestra empresa está en tratativas de colocar uno porque mucha gente pide cremación. Estamos agilizando los trámites en Santa Fe y en el municipio”, agregó.

El encargado de Notuel contó que el sector privado de las cremaciones “es más ágil que la parte pública". Precisó: "En una época en Rosario había 7 hornos pero luego de una tormenta quedaron 6 fuera de servicio. Actualmente trabajan con uno solo y por eso está muy congestionado. Al estar atrasados, la gente opta por los privados”.

Respecto del lugar donde los familiares depositan las cenizas, indicó: “La mayoría opta por llevar al cementerio y también respetan la voluntad de la persona. El mayor porcentaje opta por seguir la tradición religiosa”.