Vecinos del sector E del barrio Nueva Roma plantearon al intendente Juan José Sarasola su malestar por un sinfín de falencias de infraestructura, y allí se enteraron de que esas cuadras no están en los planes inmediatos de inversión municipal.

El jefe del Ejecutivo local visitó el barrio con su secretaria de Obras Públicas, Marta Lapegüe, y dialogó con algunos vecinos. "Le planteamos la situación cotidiana que padecemos. Somos muchos los que no podemos salir por el mal estado de calle Saavedra hacia Alvear, y también en Calle Pública", explicó Karina, una de las vecinas a Radio Casilda. También la inseguridad pública fue otro de los asuntos sobre el cual el vecindario expuso sus quejas.

Sarasola les explicó que esas cuadras no están contempladas en el Plan de Obras que fue lanzado en mayo para Nueva Roma, y en consecuencia les blanqueó que no las puede incluir en este momento. Pese a eso, la vecina valoró que el intendente les planteó "la posibilidad de que, si todos los vecinos estamos de acuerdo, podemos hacer una contribución para pagar la obra”, dijo.

Los vecinos necesitan que se haga un mejorado de esas calles porque en días de lluvia es prácticamente imposible salir. Luego de discutir algunas propuestas con los funcionarios, surgió la posibilidad de colocar arena sobre la calle como una forma de mejora.

Esta opción “la estamos evaluando y tienen que estar de acuerdo todos los frentistas. Quedamos en que nos vamos a juntar, vamos a redactar una nota que va a pasar casa por casa y luego llevaremos la propuesta al municipio”, dijo Karina.

Respecto de la falta de luminarias en ese sector de la ciudad, el municipio se comprometió a regularizar la situación. “Pedimos más luces y van a venir a colocar las que faltan”.

Los vecinos también plantearon la situación de inseguridad que sufren, la cual vienen siendo tratada desde la semana pasada en una reunión con la Policía Comunitaria. Allí acordaron seguir en permanente contacto para monitorear la situación.